Skip to main content

Videntes reales sin gabinetes y verdaderas

mediums

Médiums de verdad

Es fácil decir que se tiene el don de la videncia y que se puede adivinar el futuro, sin cartas del tarot, solo usando la mente y abriendo canales de comunicación con otras dimensiones o contactando con otros seres.

A la hora de demostrarlo pocas personas son las que pasan el corte y se les pueden considerar videntes verdaderas y que por medio de su don pueden predecirnos el futuro y aclararnos las dudas que tengamos en el amor, el trabajo o el dinero.

Pues contactar conmigo para una consulta de videncia o tarot en los teléfonos:

llamar videntes

llamar Tarotista

No abundan mucho quienes poseen ese don natural pero realmente existen y la historia está llena de casos de reyes, personas con poder que recurrían a un vidente para tomar sus decisiones futuras.

No hay que remontarse ni a la historia, ni a videntes famosos, para encontrarnos con gente cercana a las que un vidente le ha ido acertando su porvenir, pero es importante saber distinguir una falta de otra real a la hora de decidirnos a realizar una consulta.

Por regla general acudimos al tarot para saber el futuro, pero no todas las tarotistas poseen el don de la videncia, ni todas las clarividentes sabes tirar las cartas del tarot. Es más, te pueden predecir qué ocurrirá en tu vida sin necesidad de usar las cartas usando cualquier otro método de adivinación.

Como bien os decía hay que saber distinguir a quien se hace llamar vidente de quien realmente no lo es y solo pretende engañarnos y que si aciertan lo hacen por pura casualidad.

Videntes con Aciertos Reales y Buenas

La necesidad de conocer que ocurre en nuestra y por donde van a transcurrir los acontecimientos nos hace que en muchas ocasiones no nos demos cuenta de que vamos contando nuestra historia nosotras mismas a la supuesta vidente.

Así le resulta fácil a esta acertar que nos ocurre. Lógico, se lo estamos contando y ella solo está diciéndonos lo que en realidad nosotros queremos escuchar.

Para conocer si con la que hemos decidido consultar forma parte de ese grupo de videntes con aciertos reales – que es cierto que existen – no debe de hablar más de la cuenta durante la consulta.

Lo segundo y muy importante es que nos atiendan personalmente – aunque sea por teléfono – pero que sea sin gabinete. Lo ideal es que le atienda desde su casa y no desde un Call center telefónico.

Es posible que la clarividente o médium tenga a una persona que a modo de secretaria le coja el teléfono puesto que puede estar en ese momento realizando una consulta, pero cerciórate que sea sin gabinete la consulta.

Consultas Online, con o sin cartas

Aunque lo ideal es hablar con la vidente por teléfono también es posible hacer la consulta online, bien sea por WhatsApp, correo electrónico o por chat. Lo importante es que se establezca un cauce de comunicación y conexión entre quien quiere saber su futuro y la persona que te lo va a decir.

Para ellos puede usar las cartas o tener videncia sin cartas. Recuerda que lo importante es que tenga ese don natural. Personalmente conozco a una tarotista que en realidad no lo es puesto que sus cartas casi no se ven del tiempo que lleva usándolas y basa todo lo que le dice a quien le consulta, online o por teléfono, de lo que le viene a la cabeza, pero te puedo asegurar que acierta y es muy buena.

Videntes que Atienden Personalmente

Por internet puede encontrar que al realizar una tirada de cartas la interpretación de la misma se le ofrece por email. Generalmente lo único que pretenden es capturarte el correo y te mandan una predicción general – esto en el mejor de los casos – o bien empiezan a decirte que te va a ocurrir tal o cual cosa y que debes llamar por teléfono.

Nadie te va a ofrecer videncia gratis a no ser que sea por un caso de extrema urgencia y necesidad, y esto no va a ocurrir precisamente en una de estas páginas que te ofrecen tarot gratis por email.

La Verdad de los Gabinetes de Tarot

No puedo afirmar, puesto que sería generalizar y faltar a la verdad, que no existan tarotistas o videntes buenas en dichos gabinetes, pero por regla general dejan mucho que desear en la atención a las personas que acuden a ellos en busca de resolver dudas que le atormentan en su día a día.

Lo mejor es que te atiendan personalmente y evitar los gabinetes. Pero llegados a estas alturas puede que muchos de vosotros no conozcáis cómo funcionan en la práctica.

No considero gabinetes a las tarotistas o videntes que están en su casa. Para mí son los Call centers que atienden todas juntas en unas oficinas. Esto suele ser la tónica general en las consultas que se publicitan a un precio de cinco euros por 30 minutos.

Ahí con total seguridad que no va a encontrar a videntes verdaderas, ni reales y va a ser atendida como si estuviera llamando a cualquier compañía telefónica para hacer una gestión.

Distinguir a una Vidente Real de uno que no lo es

Aunque te pueda parecer difícil hacer esta distinción si sigues estos consejos a buen seguro que sabrás si quien te está atendiendo en la consulta de videncia o cartas del tarot es una clarividente sincera y de verdad.

Lo fundamental es que sea ella quien te hable y te cuenta. O sea, no seas tú quien vaya dándole los datos para que la vidente pueda seguirte la conversación y hacerte predicciones de futuro basadas en la lógica y no precisamente en ese don natural que dice poseer.

Dicho esto, y sigue este consejo fielmente te voy a dar unos puntos para que te sirvan y no caigas en las trampas de aquellas que se anuncian como grandes videntes y que luego en realidad solo son tarotistas, en el mejor de los casos, o sencillamente una persona que quiere buscarse la vida haciéndose pasar por una de las elegidas con ese Don.

  • Dile los datos precisos y no seas tú quien profundice en tu problema. Si lo haces la vidente te responderá desde la lógica y sus aciertos serán fruto de la probabilidad.
  • Si observas que se equivoca más de 3 veces seguidas deja la consulta porque o bien no ha contactado energéticamente contigo o no es una vidente de verdad.
  • No consultes nunca a alguien que se encuentre en un gabinete de tarot.
  • Si ves que se desvía del tema que tu realmente quieres saber y te preocupa es que quien te realiza la consulta no está acertándote. Ella tiene que saber que lo que tú quieres saber a grandes rasgos.

Con estos consejos y siguiendo también tu instinto, no dejándote engañar por falsos anuncios es posible consultar con una de las muchas videntes reales que existen. La videncia existe solo que para dar con una buena hay que saber elegir y no caer en trampas.