Cómo Saber el Futuro en el Amor

Conocer el destino

Cuenta la mitología que en cierta ocasión pobló la Tierra una especie de gigantes que, en su poder, ambicionaba saber el futuro. Eran fieros y ayudaban a los dioses que parecían estar contrayendo una deuda con ellos.

Pero a veces el destino juega malas pasadas y estos gigantes pidieron, casi exigieron a los dioses del Olimpo, poder saber el futuro.

Se les concedió esa gracia pero con una desastrosa interpretación: sólo se les permitirán ver el día de su muerte y a cambio tendrían que dar un ojo. Ahí nació aquello de “tragedia ciclópea”.

Pero hay muchas formas de cómo saber el futuro sin la necesidad de ser tan extremistas.

Puedes contactar conmigo para una consulta de videncia o tarot en los teléfonos:
llamar videntes

llamar Tarotista

En todos los países del mundo, en todas las culturas existe ese afán por conocer el futuro allá donde sabemos que las inquietudes del ser humano vienen a ser las mismas y que no es algo nuevo sino que viene desde épocas pretéritas, desde siglos pasados, desde milenios atrás.

El ser humano siempre acudió a lugares especiales donde se decía que podría acceder a ese conocimiento oculto y perdido o sólo al alcance de unos pocos.

Es como sitios tan nombrados como el Oráculo de Delfos se convirtió en el epicentro de las predicciones de su época y hasta donde acudían personalidades a saber que les depara el futuro en ese momento.

En esos lugares estaban las pitas, de donde derivaría el nombre de “pitonisa”, y donde comenzaría una larga tradición de conexión al futuro, si bien el nombre nos recuerda a una mirada atrás, en el tiempo, a aquellas que leían la bola de cristal y que es todo un conocimiento oculto y muy efectivo.

Por ello hay muchos sistemas de cómo saber el futuro en una clara evolución que ha habido en el tiempo y que nos lleva a conocer diferentes prácticas dentro del arte de la adivinación donde la gran mayoría de las personas desconocen en que consiste cada uno de ellos amparados, a veces, en nombre impronunciables que, luego, es más simple de lo que parece.

Quizás las más populares cuando hablamos con alguien de estos temas es recurrir al tarot o a la astrología, pero hay muchas más y nuestras profesionales, aquellas que le recomendamos a las que llame, dominan muchas de ellas siendo las más completas que puede encontrar hoy día en el panorama predictivo.

La astrología, la quiromancia, las runas, la videncia o las cartas del tarot son algunas de las formas más conocidas para conocer el devenir o los métodos alternativos que podemos encontrar para ello dentro de las muchas culturas y religiones -sí, religiones- que pueblan nuestro planeta.

Métodos de adivinación


Comenzaremos a hacer un viaje por esos sistemas que tanto pueden aportarnos y que son, sin dudas, beneficiosos para la persona si están en las manos del profesional correcto.

Los métodos de adivinación más desconocidos que podemos consultar en la actualidad son:

La Hidromancia es una interesante vía de poder predecir el futuro consultando siempre al agua, en ella, en su superficie, se formarán imágenes bajo la luz de la luna o del sol.

No es fácil de dominar pues exige un conocimiento que puede llevar años y en el que se poner de manifiesto el Saber así como las dotes de observación tales como el color del agua, el flujo, el reflujo y las ondas. Se puede llegar a ser muy preciso en función de cómo sea el profesional que lo lleve a la práctica.

Los posos de café podrían parecer un método antiguo, casi desconcertante, pero muy lejos de lo que podemos pensar es muy efectivo, también se llama cafeomancia y tras consumir una taza de esta bebida -con millones de seguidores en todo el mundo.

Nos encontraremos que al fondo de la misma se queda un residuo, ahí va radicar nuestro principal argumento para que se pueda saber el pasado, el presente o el futuro, que todo está relacionado y todo está escrito.

Un conjunto de símbolos al fondo de la taza puede que se relacione con el pasado y las relaciones, los símbolos que se encuentran en las paredes se identifican con los acontecimientos del presente y los aquellos ubicados en el borde de la taza y que son “el futuro”, todo tiene su justa media con lo que deseamos saber.

Leer el aura no es fácil pero hay personas que son capaces de hacerlo y de poder saber cómo se encuentra una persona en función de ello, saber cómo es su estado de salud, anímico o los problemas ante los que se puede encontrar.

Son personas capaces de ver la energía y el tipo que es en función de lo que pueden visualizar. Dicen que es un sistema por el que se accede a las memorias guardadas del campo de energía de la persona.

La adivinación con las cuerdas es extraña pero es una herramienta o forma para predecir el futuro muy eficaz, a lo que ayuda, sobre todo, es a conocer mejor el interior de la persona.

Quizás tú seas alguien que puede ver el futuro y para eso te ofrecemos cómo saber si tienes el don de la videncia.

Sistemas populares para saber el futuro

Si preguntamos a cualquier persona, cual encuesta fuera, sobre qué sistema de adivinación le es más conocido, diría sin pensar que el de las cartas o recurrir a una vidente, y estaría bien respondido pero hay más.

En estos encontramos otros sistemas populares para saber el futuro y poder resolver, sin problemas todo lo que es las dudas que una persona puede tener acerca de lo que le puede suceder el día de mañana.

El primer sistema que encontramos, dentro de esa popularidad en el tarot, un conjunto de cartas (78) en los que se encontraría todo escrito en cuanto al devenir de la persona, un sistema simbólico de ilustraciones que leídos correctamente pueden marcarnos que puede suceder a una persona.

Se divide en los llamados arcanos mayores, las 22 cartas más conocidas del tarot:

  • El Mago.
  • La Papisa o La Sacerdotisa.
  • La Emperatriz (L’Impératrice).
  • El Emperador (L’Empereur).
  • El Papa o El Sumo Sacerdote (Le Pape).
  • El Enamorado (L’Amoureux).
  • El Carro (Le Chariot).
  • La Justicia (La Justice).
  • El Ermitaño (L’Ermite).
  • La Rueda de la Fortuna (La Roue de Fortune).
  • La Fuerza (La Force).
  • El Ahorcado (Le Pendu).
  • La Muerte (La Mort).
  • La Templanza (Tempérance).
  • El Diablo (Le Diable).
  • La Torre o la Casa Dios (La Maison Dieu).
  • La Estrella (L’Étoile).
  • La Luna (La Lune).
  • El Sol (Le Soleil).
  • El Juicio (Le Jugement).
  • El Mundo (Le Monde).

Están los llamados arcanos menores -las habituales cartas de la baraja española- que representan los acontecimientos del día a día; los mayores son los universales.

El péndulo es una herramienta magnífica para saber, en un sí o un no, todo lo que deseamos sabe de una persona y sobre una situación en particular. Hay que tener cuidado con la persona que lo realiza pues puede provocar el movimiento del péndulo. Nuestras profesionales saben manejar energías así como el tarot y emplearlas en la predicción a una persona.

La astrología es una de las más conocidas, quizás porque tiene milenios de Historia y por ser el sistema tradicionalmente empleado para poder saber, por signo, lo que le puede deparar el día, la semana, el mes o el año, depende de cómo se quiera hacer la predicción. Está vinculado a la personalidad y a la fecha y hora de nacimiento.

La posición de los astros será siempre muy importante en la vida de una persona, todos nacemos marcados por ellos independientemente de si creemos en ello o no, pero los astros rigen ese momento del nacimiento y nos marcan para siempre.

Las runas es otro sistema muy consultado, son piedras con caracteres grabados en ellas y que sirven para poder saber el porvenir de una persona. Las tiradas rúnicas nos dicen como pueden ser los hechos que vendrán en la línea del tiempo y cómo actuar ante ellos antes de que se produzcan.

El oráculo rúnico no sirve para predecir desastres o cosas malas aunque si valen para advertirnos de los peligros que tenemos ante nosotros y los que viene. El actuar en función de ellos ya es una cuestión personal de cada uno.

La quiromancia es el arte adivinatorio que se sirve de las líneas de la mano, de su morfología, de los relieves, de los montes, todo vendría a determinar qué es lo mejor para una persona o lo peor, lo bueno o lo malo, todo sirve para comprender el futuro.

Es una de las formas adivinatorias más antiguas que se conocen y de su futuro depende, en gran medida, lo que pueda pasar en la vida de una persona o no. Todo viene determinado por las líneas de la mano como la línea de la vida, del corazón, del destino o la del amor.

Para adivinar o cómo saber el futuro lo más normal es una tirada de cartas, así predecirle el futuro a alguien es más sencillo y es muy popular, pero todo exige de una experiencia y nuestras profesionales la tienen para que se pueda beneficiar de ella, sólo tiene que llamar para comenzar a cambiar su vida.